lunes, 8 de diciembre de 2008

Entrevista de Cristina Núñez a Juan Manuel Barrado


Poesía-derechazo, de esa que puede dejarle a uno varios minutos, varias horas pensando. Esa poesía de la realidad que araña como un gato pero que también, así son las letras, acaricia y amansa. Juan Manuel Barrado deja de lado, momentáneamente, porque ya está abonado a esa forma de ver la vida, la poesía visual para publicar su tercera obra de poemas, 'Fragmentos de Cal', publicada por la editorial 'El Gaviero' de Almería en una espectacular edición de catorce centímetros de alto, papel woodstock arachide de 110 gramos -para los curiosos- ,color amarillento y un innegable aroma antiguo, estética años veinte.

El catedrático y crítico literario Ricardo Senabre prologa este libro de versos contundentes, una poesía que tilda como «un buceo en los aspectos más oscuros de la naturaleza humana y del mundo en el que vivimos». Ecologismo, guerra, el cáncer, Nueva York o Palestina en versos salvajes.

-¿Qué es 'Fragmentos de Cal'?

-Es una metáfora de lo que es una casa desmoronada, una metáfora sobre qué es la vida. El título procede de una variación de un libro de Lezama Lima, que se llama 'Fragmentos a su imán'. Son cincuenta poemas donde se deja un espacio para que el lector complete y reconstruya, se deje llevar. Prima la sugerencia. Y se puede inscribir dentro de la poesía de conciencia, porque hablo de los vertidos de petróleo, es muy ecologista, hablo de la contaminación de la bahía de Huelva y de este mundo tan loco en el que vivimos. Además de su lado social tiene también una parte de intimidad.

-¿Se puede hablar de todo con la poesía?

-Yo creo que sí. Es muy real, muy crudo, muy desnudo. No tiene una vía de escape hacia otros ámbitos, hacia el modernismo, es un libro crítico, ácido. Yo pensé que nunca se iba a publicar, es demasiado desagradable, no son poemas fáciles, de amor, sino de realidad. Hablo de campos de concentración, de los enfermos de cáncer en Cádiz, de los animales que matan en África, de los vertidos de petróleo...a mí eso me llega, y me siento afectado por todo eso.

-Hay muchos motivos...

-Sí, vivimos un momento terrible, y pensé poner mi granito de arena. La poesía no va a cambiar el mundo, eso ya lo sabemos, pero por lo menos puedo hacer oir ciertas cosas.

-Como profesor intenta motivar a sus alumnos y meterles por la senda de la poesía. ¿Lo consigue?

-Consigo que uno de cada cuarenta se interese por la poesía. Hacemos talleres, caligramas, les pongo vídeos, les voy pasando imágenes. Tiene que ser algo muy dinámico.

-¿Es cierto el desinterés hacia la literatura por parte de los más jóvenes?

-Curiosamente la poesía visual sí les atrae, yo creo que es porque es algo llamativo, está relacionado con la imagen, con la informática.

-¿Le cuesta alejarte de la poesía visual, no intentar crear figuras con las palabras?

-Es muy difícil. Después de 'Suite Celan' pensé que nunca iba a publicar poesía.

-Además de la presentación en Cáceres, ¿dónde lo dará a conocer?

-La semana que viene en Sevilla, el día 4 en Almería y el día 17 en Madrid, y después en Salamanca, a finales de enero.


Fuente: Hoy Digital de Cáceres.

2 comentarios:

ana dijo...

¡felicidades por la entrevista¡
¡y muy bonito el color¡

el lector dijo...

si, ha quedado chulo