lunes, 12 de marzo de 2012

300 de Camilo de Ory por Alfredo Valenzuela



El poeta Camilo de Ory (Málaga, 1970), que ha reunido en el libro titulado "300" aforismos seleccionados de los miles que ha ido publicando en internet ha dicho a Efe que "el enfado es una forma mucho más sincera de reconocimiento que el aplauso".
"Siempre he visto Internet como un trampolín hacia la gloria; he hecho chistes de judíos, de lolitas, de todo lo que la experiencia me ha ido demostrando que sirve para cabrear a la gente", ha señalado De Ory, que cuenta con los premios Emilio Prados y Francisco Villaespesa, entre otros, y toca la guitarra eléctrica en un grupo de rock.
"Comencé a escribir el libro en el autobús que me llevaba a diario desde Málaga hasta Estepona, donde dirigía el taller literario del ayuntamiento, que cerró cuando estalló el caso Astapa, lo que prueba que yo trato de ganarme la vida honradamente pero la fatalidad me persigue", ha explicado De Ory.
Sobre la selección de aforismos que ha publicado en las redes sociales, De Ory ha señalado: "El proceso de criba ha sido duro; de casi tres mil frases sólo me he quedado con unas cien que tuvieran la intemporalidad y el peso suficiente para aguantar la prueba del papel".
"Además, la labor me ha obligado a enfrentarme cara a cara con todas las tonterías que he dicho a lo largo de los dos últimos años, que son muchas; hay ocurrencias que funcionan cuando se leen en internet o se oyen en la barra de un bar pero pierden eficacia en libro, por depender de un contexto determinado, derivarse de una noticia perecedera o tener la simple intención de provocar, aprovechando que hay gente delante", ha añadido.
Publicado por "El Gaviero Ediciones", el libro consta de dos secciones, la que lo abre y se titula "Golpe de estado", sobre la que ha explicado: "El título no es un guiño nostálgico, sino que alude al contenido de la misma: una pequeña selección de las frases o 'estados' que he publicado en Facebook desde que caí en esa red social, con un propósito casi siempre humorístico".
La segunda parte, que fue la primera en existir, se llama, como el mismo libro, "300", y "no está formada por aforismos aislados, sino que nació con vocación de conjunto y sigue un hilo conductor, Tiene un tono más serio, y de algún modo trata de ser el reflejo de una percepción fragmentaria, y por necesidad a veces contradictoria, del mundo".
Según el poeta, "no es casual que una parte del libro tenga su origen en internet, las redes sociales son un caldo de cultivo ideal para este género; para el autor moderno internet es, al mismo tiempo, un campo de pruebas y un medio publicitario, además de un chollo para bajarse música gratis y vídeos porno".
"A poco que hagas las cosas bien, te da mucha audiencia, a través de Facebook puedes llegar a 5.000 personas al día, y hay gente con 70.000 seguidores en Twitter; y otra ventaja es que conoces de inmediato la reacción del lector, sobre todo cuando es mala", ha señalado.
No obstante, ha confesado que "en general, el escritor sigue teniendo en mente una futura edición en papel cuando trabaja los textos que va colgando, aunque la vanidad lo lleve a exhibirlos en el balcón en cuanto ven la luz, como a hijos recién nacidos de la emperatriz".
De Ory no ha rehusado la prueba de seleccionar con rapidez media docena de aforismos de "300" para incluirlos en esta información:
"Tengo un canario divino / que dice 'Soy uno y trino'".
"Pregunto a los abogados presentes si el Nuevo Testamento invalida al Antiguo Testamento".
"La existencia de agujeros de gusano revela que el Universo está podrido".
"Es perfectamente posible ser al mismo tiempo aprensivo y desaprensivo".
"El cirujano plástico es el poeta de la medicina y los implantes mamarios son el soneto".
Fuente: Agencia EFE

Camilo de Ory, 300.
ISBN: 978-84-15048-09-1
PVP: 16 €

Puedes comprar el libro aquí