miércoles, 18 de julio de 2012

666 ejemplares numerados


Abrir el libro y saber que es él último, el único. 
Sí, en ello hay algo demoníaco: el placer de la posesión.

Todos nuestros librosaquí