martes, 29 de octubre de 2013

Están de moda las librerías?

Foto: Ana Santos Payán. Benasque 2011
A raíz de la noticia de la celebración estos días de una Feria de librería en Bogotá me doy cuenta de lo presente que están últimamente las librerías en lo medios. Porque, si bien es cierto que en estos años de crisis se han cerrado muchas, también se han abierto otras con nuevos retos y nuevas formas de afrontarlos. De modo que las noticias acerca de ellas han cambiado de signo, y las redes sociales y la prensa general se vienen haciendo eco de referencias y artículos sobre librerías (Las diez mejores librerías del mundo,  Librerías y algo más, Librerías para merendarse el otoño, Cómo les va a las librerías, Librerías y editoriales independientes ...), o sobre libros de ficción y no ficción que hablan de ellas. Librerías de Jordi Carrión con gran repercusión desde que se anunció finalista del premio Anagrama de ensayo, o La librería ambulante y La librería encantada de Christopher Morle, son sólo algunos ejemplos de este fenómeno. (Podréis encontrar más ejemplos en la página de Los libreros recomiendan).

A esto hemos de sumar iniciativas como las guías y rutas que realizan algunas editoriales  y revistas culturales. En facebook tenemos "Buscando pre-textos: Guía de librerías excepcionales"  de la editorial Pretextos, en Pinterest el tablero dedicado a librerías y bibliotecas del mundo de Qué libro leo , también  podemos seguir la ruta por las librerías con encanto de Jot Down Cultural Magazine, la serie dedicada a librerías de Nuria Azancot en El Cultural, que hace de forma paralela a la de nuevas editoriales, o el post del impostor para Pagina-2. En este apartado incluiría también el ejemplo de la exposición fotográfica "Librerías del Mundo" realizada el año pasado por de librería Gil de Santander, que además sumaba fotos enviadas por los lectores y nuestra serie librerías cómplices.

Pero supongo que todo esto no sería posible sin el esfuerzo de los libreros por lo que algunos llaman "reinvención". Lo cierto es que tanto las nuevas librerías como las tradicionales han de incrementar las actividades dentro de sus espacios. Actividades que van mucho más allá del libro y que son demandadas por los lectores, pero también por los editores y autores. La alegría del dato no se refiere únicamente a una cuestión de cantidad, sino también de calidad pues es asombroso ver las fotos de los eventos repletos de gente. Incluso en la programación de poesía...

Las veo en las redes con actividades casi diarias: Librería Alberti, Arrebato libros, Librería Bartleby, Birlibirloque, Especies de espacios, Gil, Traficantes de sueños, La buena letra, La princesa y el pirata, La central de Callao, Un cuarto propio y a sus libreros recomendando, acercando, compartiendo: librería Antígona, Pequod libros, Sintagma, La librería de Javierla librera misántropa, Adolfo López Chocarro..., (siempre que hace uno listas, olvida, mis disculpas).

Dentro de poco se celebrará El Día Internacional de las Librerías e imagino que los libreros ya están preparando actividades de todo tipo para disfrutar con los lectores de un día tan especial, no? 


#díadelaslibrerías






7 comentarios:

Los Libreros Recomiendan dijo...

Quizá sí esté de moda hablar de librerías, aunque el motivo es poco tranquilizador. Aunque ya no se habla tanto de ello, creo que muchos pensamos que también hubo una burbuja en el sector y, posiblemente, nos estamos volviendo a orillas que nos eran más comunes. Nuestro entorno manda y dirá si podremos seguir siendo librerías, pero quien lo consiga puede que tenga que ser librería-librería, con todas sus letras, historia, simbolismos y fuerza. Volver a ser una librería.

cuadernogaviero dijo...

Gracias por la respuesta libreros, los lectores y amantes de los libros deseamos y apreciamos esas características de las que nos hablas.

la misántropa dijo...

Por supuesto que están de moda, y esperamos que cada vez más. La librería no es solo un lugar de comercio, de compra y venta. Es y debe seguir siendo un lugar donde hablar, donde aprender, donde se fomente tanto la lectura como la cultura. Es un espacio único, y su leyenda debe mantenerse como un bien preciado y necesario. Y todos debemos hacer lo posible para que ello sea así.

Libros y Música Hydria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Libros y Música Hydria dijo...

Lo que está claro es que hay un esfuerzo por parte de bastantes librerías y libreros por devolver al término "librería" lo que le corresponde: un lugar de encuentro, intercambio y defensa de la cultura. Grandes superficies, cadenas de supermercados, plataformas digitales y franquicias parecen empeñadas en convertir el mundo del libro en un simple intercambio de objeto - dinero.

Hay un futuro pintado por muchos como agorero y todo un frente de viejos y nuevos libreros dispuestos a hacerle frente. Si es con éxito o no, está por ver.

cuadernogaviero dijo...

Misántropa, Hydria, leo optimismo y me alegro muchísimo, así también lo vemos desde la gavia, así lo deseamos

Javier dijo...

Eso parece, que por fin están de moda. Yo, agradecido, cada vez veo menos librerías pero mejor atendidas, con libreros que conocen su oficio. Y aunque no suelo ir a eventos de nigún tipo (falta de tiempo) si megusta ver mis librerías favoritas convertidas en lugares de encuentro y actividad cultural.