domingo, 7 de marzo de 2010

El Gaviero y el mar: fragmentos literarios para navegantes

Elogio de la lejanía


En la fuente de tus ojos

viven las redes de los pescadores de la mar del extravío.

En la fuente de tus ojos

el mar cumple su promesa.

Aquí arrojo yo,

un corazón que se detuvo entre los hombres,

mi ropa y el esplendor de un juramento:

Más negro en lo negro, más desnudo voy.

Sólo infidente soy fiel.

Yo soy tú si yo soy yo.

En la fuente de tus ojos

desvarar suelo y sueño un rapto.

Una red prendió una red:

nos separamos enlazados.

En la fuente de tus ojos

un ahorcado estrangula la soga.


Paul Celan, Amapola y memoria,

Versión de José Luis Reina Palazón,

Editorial Trota, 1999.