domingo, 28 de marzo de 2010

El Gaviero y el mar: fragmentos literarios para navegantes

Foto: Ana Santos Payán

1. Puerto: marineros en camiseta de carne.

2. Las olas esculpen en las rocas calaveras de gigantes.

3. Al oír la sirena parece que los barcos se suenan la nariz.

4. El mar se pasa la vida duchando a la tierra para ver de hacerla entrar en razón.

5. El mar sólo ve viajar. Él no ha viajado nunca.

6. El mar arrastra de los pelos al río.

7. Cuando el barco está en carena, parece que está en casa del dentista.

8. En la ola está el espejo de los abismos.

9. La ola muere en espuma de impotencia al no poder pasar tierra adentro.

10. Si el mar está limpio, es porque se lava con todas las esponjas que quiere.

11. El mar es mucha espuma de brocha y mucho filo de ola para afeitar las algas de la playa.

12. Todo el mar quiere salvarse en el tablón que flota.

13. El barco nace herido por la úlcera del ancla.

14. Las sardinas son los hojitas de afeitar del mar.

15. Los barcos llevan la chimenea ladeada como si se hubiesen puesto la chistera a lo chulo.

16. Las gaviotas son el anclaje de los barcos al cielo.

17. El acto más bello de la playa es ver cómo se quita las medias de arena la mujer bonita.

18. Los cangrejos son las espuelas del mar.

19. En las caracolas ha quedado rizada en miniatura una ola, un rizo del mar cuando era niño.

20. - ¿Los peces lloran? - Los peces no necesitan llorar, porque el mar es pura y salada lágrima.

21. Las conchas de las playas son los restos de los arroces que se come Neptuno.

22. Un pie levanta la colcha del mar: es el delfín.

23. Muchas algas en la playa: el mar se está quedando calvo.

24. Cuando aparecen tres perlas en una ostra es que el mar ha regalado al hombre una botonadura.

25. El pingüino, con la servilleta puesta, está esperando la hora de la sopa del Juicio Final en las playas antárticas.

26. Al mar le gusta la impunidad y por eso borra toda huella en la playa.

27. Las almejas son las castañuelas del mar.

28. La chimenea del barco, que se ve por entre las casas, es el sombrero de copa de la ciudad porteña.

29. Las ostras abiertas en la bandeja son como huevos fritos del mar.

30. A las estrellas les sacan brillo el mar y el invierno.

31. El ancla es la inicial del pañuelo del mar.

32. En la resaca, la ola, arrepentida de haber dejado su regalo de conchas, trata de volvérselas a llevar.

33. El mar se está queriendo hacer tirabuzones y nunca lo consigue.

34. Los marineros de los barcos de vela, son arpistas de los vientos.

35. Y el mar al día siguiente del naufragio se pone la mantilla de encaje blanco en que mueren sus olas, para ir a misa de difuntos.

Ramón Gómez de la Serna, Greguerías

3 comentarios:

santiago tena dijo...

me gusta vuestra manera de llevar un blog editorial, le dais un toque personal de gracia que no se encuentra en webs similares

un abrazo

el gaviero dijo...

Mil gracias Santiago.

PEPE dijo...

Preciosa la foto Ana. Yo paso siempre por al lado cuando me dejan echar a correr. Este verano incorpora a esa foto el salto al vacío de alguno de los críos que se tiran desde lo más alto...

Un fuerte abrazo para Pedro y para ti.

Pepe