domingo, 6 de junio de 2010

El Gaviero y el mar: fragmentos literarios para navegantes

Foto: Ana Santos Payán

LA OLA

Como viene de golpe el mar,
se suceden los rostros en tropel.

Porque ellos son el mar, el verde centelleo
inesperado sobre este cristal borroso
que sucumbe tan rápido
a lo que fue delirio.

José Ángel García Caballero, Llaves olvidadas, Renacimiento, 2010.