miércoles, 13 de abril de 2011

El Gaviero y el mar: fragmentos literarios para navegantes

Foto: Ana Santos Payán

Es la oscuridad
asentada por los resquicios
de la sombra,
con esos peces
que siembran
pan de pétalos noctámbulos.

Los peces rodean el istmo
de las manos candentes.

Extrañan la ausencia de los cuerpos.