domingo, 6 de mayo de 2012

madres cosidas en los bolsillos

Mi madre era un pájaro de estambre.

David Meza, El sueño de Visnu
Dime, Padre,
si no fuiste Madre al crear el mundo.

Teresa Domingo, Luzbel de penumbra

donde hubo paraíso
mi madre come manzanas

Juan Manuel Barrado, Fragmentos de cal

Las madres
Todas las madres me ahorcaron los tobillos
Forever
Grilletes del puto amor
El grito de munch

Maite Dono, Circus girl
De mi madre
también me obsesiona que sepa
que todo mi trabajo es un culto a su persona
a su fuerza sobrenatural
sin ayuda de los hombres,
o a pesar de ellos,
al colágeno natural de su piel
a sus arreglos chapuceros en trajes de chaqueta
a su belleza imposible con una pensión como la suya.

Estíbaliz Espinosa, papel a punto de 

¿poética? escribo con sus manos mías, escribo mi historia, a través de su historia la mía. miro el mundo con mis ojos que ella me dio. fumo, mientras lloro con sus ojos. y pienso en sus manos ásperas. y fumo y pienso, pienso que ninguna madre debería tener las manos frías.

Sara R. Gallardo, Epidermia

Para que mi madre viva tienen que abrirle la boca.
Al resto de los muertos se la sellan.

Luna, Almanaque poético

Llevando a una madre
siempre en el bolsillo
y varios corazones de repuesto
en la cartera,
así viajamos los emisarios
del olvido y del amor,
y ya no necesitamos alas.

Javier Corcobado, Yo quisiera ser un perro

Pero a ti quiero mirarte,
niña, como a esa madre
que buscas, la que revela
el corazón que no tiene.

Begoña Callejón, Cenicienta en sangre

Soy necesaria…
como una madre en tiempos de fiebre.

Coral Troncoso, Almanaque poético

Tengo la carne tan frágil
El umbral del dolor tan cerca
Que nunca podré parir un hijo
Mi madre decía que es algo horriblemente doloroso
La cima del dolor
Que un hijo viene de lejos
Y yo nunca podré parir algo venido de lejos

Maite Dono, Circus girl



El despego serena el karma del jedi,
mas ¿cómo no notar
la ausencia de mi madre?

Rafael Espejo, Que  la fuerza te acompañe

| la maternidad, la sutura |

Inclinada hacia
aún así
asombrosamente fuerte
Es su figura la que hace evolucionar la tela
desde los restos hallados en un armario
hacia la nueva nebulosa
de una Colcha
Es esa Colcha quien gravita
-nieve y sangre
antropología de algodón
sutura entre el hielo
celacanto o abismo
comedia que de tan dolida
fractal geometría sobre
cuanto nunca mamá nos dijimos.

Estíbaliz Espinosa, papel a punto de



Todos nuestros libros en 
www.elgaviero.com